miércoles, 20 de junio de 2012

Protección mejorada

Ya hemos comprobado que la protección que ofrece Excel tiene poca consistencia y que se pueden descubrir fácilmente las contraseñas. Sin embargo, hay otro nivel de protección que dificulta (aunque no impide) la desactivación de las contraseñas.

Para poder aplicar esta protección en Excel 2010 es necesario que el libro tenga, al menos, una macro (aunque esté vacía). En Excel 2003 no es preciso este requisito. La prueba la podemos hacer con el fichero "SE99-Palíndromo.xlsm" empleado en el artículo Palíndromos (3 de 3).

Después de entrar en el editor VBA pulsando Alt + F11, accedemos a Herramientas + Propiedades de VBAProject. En la pestaña Protección, marcamos el cuadro de verificación Bloquear proyecto para visualización, ponemos una contraseña y la repetimos en la fila siguiente.

Pulsamos Aceptar para cerrar el cuadro de diálogo y Alt +Q para salir de VBA.

Ahora, protegemos las celdas que contienen fórmulas, como se ha explicado en el artículo Cómo se protege una hoja. La nueva contraseña puede ser distinta de la anterior.

Cuando un usuario pretenda hacer una modificación, Excel le pedirá la contraseña con la que está protegida la hoja. El usuario, que no la conoce, sonreirá astutamente pensando que puede engañar a Excel con la macro que se ha bajado del artículo Cómo quitar la protección de una hoja sin conocer la contraseña. Pronto llegará la decepción, porque cuando entre en el editor de VBA para copiar o importar la macro e intente acceder a Archivo + Importar archivo, se encontrará con que la opción buscada está desactivada.

Lleno de ansiedad, buscará afanosamente otra solución e intentará escribir la macro manualmente accediendo a Insertar + Módulo, pero la situación será la misma.

Desesperado, apagará el ordenador y lo tirará por la ventana. Craso error, la protección puede desactivarse. Para descubrir cómo hacerlo sólo hay que esperar a que se publiquen los dos próximos artículos donde se desvelarán sendas claves para evitar el desespero de los impacientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario